domingo, 5 de diciembre de 2010

Mi primera Petite blythe

Un día vi un anuncio de un cosmético en el cual salían unas muñecas de las que me quedé perdidamente enamorada. No hacía otra cosa que buscar información sobre estas preciosidades y como conseguir una. Descubrí que en Barcelona había una pequeña tienda en el Born que las vendían. Mi marido  vió como me estaba obsesionando poco a poco. Y un día, sin sospechar nada, me regaló mi primera blythe. No me lo podía ni creer.

1 comentario:

  1. Osti tú, una nueva blogera, MUCHAS FELICIDADES!!!

    ResponderEliminar